La encuadernación en espiral, también conocida como WIRE-O, implica practicar una línea de orificios en el borde del lomo para introducir una resistente espiral de material metálico o plástico, lo que sirve como unión de las hojas de papel.

Además de una espiral sencilla, se puede emplear un sistema industrial de doble espiral que es más económico y con una colocación más fácil. Las publicaciones encuadernadas en espiral suelen llevar una cubierta de cartulina o de cartón forrado en papel, en función del presupuesto y la durabilidad requerida. Hablamos de un acabado indicado para libretas, catálogos de productos con alta paginación, agendas o documentos de trabajo, ya que facilita que el producto impreso quede abierto sin que se estropee.